Los mejores juguetes para entretener a los niños en un viaje

Los viajes y las vacaciones para los adultos son sinónimo de relajación. En cambio, para los más chicos, cada minuto libre es una oportunidad de juego. Así, la espera en el

aeropuerto o el viaje en carro son un momento perfecto para los bloques de construcción.

Sin embargo, muchas veces no tenemos energía para jugar con ellos o tenemos que estar alerta y ocuparnos de otras cuestiones. En ese caso, es muy sencillo enojarse y pasar a la desesperación o incluso cancelar el deseo del niño.

Para evitarlo, debemos planificar opciones de diversión, como los bloques Lego, que entretengan a los más pequeños y liberen la mente de los adultos. A continuación, una lista de los mejores juguetes que podemos llevar de viaje.

Juguetes para llevar a las vacaciones

1. Juegos de mesa

Sin duda, los protagonistas de cualquier viaje son los juegos de mesa divertidos. En esta amplia categoría podemos encontrar opciones para todos los gustos y todas las edades, con adaptaciones de bolsillo sumamente prácticas.

Entre los más populares encontramos a los rompecabezas, que también están diseñados para entretener a jugadores de todas las edades. Incluso hay rompecabezas de goma, para los más pequeños, en todas las tiendas de juegos de mesa.

Para comprar un juego de mesa que les guste a todos, tengamos en cuenta las edades y características de los niños de la casa. Si son fanáticos de los bloques, por ejemplo, quizás un rompecabezas no sea la mejor opción.

2. Bloques de construcción

Si queremos comprar bloques de construcción, seguramente podemos conseguir productos de buena calidad, como los bloques Lego o los bloques Playmobil. Al haber tantas opciones, este juguete es ideal para niños de todas las edades.

Jugar con bloques Lego desarrolla múltiples habilidades en los niños, como la coordinación entre la vista y la mano, por ejemplo. A su vez, podemos inculcarles hábitos de orden al guardar los bloques Playmobil y dejarlos listos para viajar.

Por último, los Lego bloques fomentan la creatividad a la hora de diseñar y ensamblar las piezas. Se pueden encontrar muchas figuras para armar con los diferentes modelos de bloques Lego y bloques Playmobil.

3. Juegos de pintar y escribir

La última opción de juegos de viaje son los juegos de pintar. Al igual que con los juegos de mesa y los bloques de construcción, solo necesitamos una superficie para apoyarnos y comenzar a divertirnos coloreando.

Podemos dibujar en hojas en blanco con lápices de colores o colorear libros o impresiones ya definidos. Dependiendo de la edad, podemos incluso incorporar pinturas con pincel, como témperas o acuarelas.

Si los niños ya saben leer y escribir, también existen múltiples revistas con actividades divertidas para resolver, como puzzles y acertijos. Esto también es recomendable en el caso de ir a la playa o a la montaña, para entretenerse cuando estén a la sombra.

En conclusión, aquí tenemos tres opciones divertidísimas para aprontar cuando realicemos nuestro próximo viaje con niños. Así, nos aseguraremos de no estresarnos en los ratos libres y que ellos disfruten tanto como nosotros.