Noticias Turismo

Una aventura en Cancún

Mi día en Cancún no podía ser espectacular. Ya que una vez que visite las playas muchos me hablaron de lo variado que era el turismo en Cancún y sobre todo lo que era la mismísima aventura que este hermoso paraíso antiguo podía llegar a ofrecernos.

Una de las primeras opciones que tuve ganas de ver, luego del check in en el hotel, fue toda su parte religiosa/cultural ya sea por los imponentes altares que pude observar en la famosísima parroquia de la Santísima Trinidad.

Fue maravilloso poder disfrutar de todos éstos escenarios culturales que ofrecía Cancún,  una puede sentirse muy a gusto sacando fotos que quedaran para el recuerdo.

Luego de abandonar tal imponentes estructuras históricas me dirigí hacia un lugar diferente y las maravillas que pude observar ahí son únicas. Ya me habían dicho que el tour por Tulum/ Xel-Ha era una de las cosas que no debía perderme ya que significaba una experiencia única. El tour contaba con una mezcla ideal de naturaleza animal y vegetal que jamás me había imaginado. Un mix de sensaciones únicas brindadas por la arqueología y la cultura de la misma. La Rivera Maya es un paraíso alucinante.

Realmente nos envuelve en un viaje en el tiempo donde realmente todo parece sacado de un libro de historia pero la preservación del lugar es de una calidad increíble que no parece que estas estructuras fueran antiguas. Mi cámara de fotos estaba demasiado contenta y yo no podía creerlo estar pisando este mágico lugar. Una vez que pude recorrer bastante terreno, gracias a la ayuda de los guías que bien supieron contestar todas mis preguntas, tenía ganas de ver un poco más sobre la fauna del lugar y que mejor que visitar el acuario marino.

Como sacado de un cuento de aventuras submarinas, la fauna del lugar es única e irrepetible. No pude despegarme del tanque de los delfines y a veces siento que estos animales tienen tanto para enseñarnos. Muchas familias disfrutaban de este espectáculo y debo decir que su felicidad se notaba a distancias. Es que Cancún ofrece todo lo que podemos esperar de un lugar para el turismo. México tiene todo para quien quiera conocerlo.

Una vez que me fui de ahí di paso a una visita hacia el museo arqueológico. Donde parte de la cultura maya estaba plasmada en sus distintos tesoros. Realmente quisiera poder seguir disfrutando pero ya se empieza a hacer de noche y mi aventura continúa en lo que a diversión nocturna se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.