Lugares

Recorriendo la Residencia Porticella

La Residencia Porticella es en realidad una casa totalmente reformada con muy buen gusto y reconvertida en apartamentos completos de diferente tamaño. En el que yo me alojé era bastante grande, con dormitorio con acceso al patio, salón-cocina y un altillo con otro sofá-cama y escritorio. Se pueden alquilar por días o  incluso por meses, como hice yo, para estos casos es mejor contactar directamente con los dueños, y si es para estancias cortas se puede reservar por ejemplo a través de booking.

La mayoría de los apartamentos tiene un patio privado con tumbonas y mesa, algunos de ellos también con ducha exterior, los que no, tienen entonces terraza o balcón. Dentro cuentan con todo lo necesario: cocina completa incluyendo todo el menaje, lavadora, televisiones planas, sofás-cama, albornoces, secador, wifi gratis, aire acondicionado/calefacción, equipo de música… Una cosa que en mi opinión faltaba pero que yo misma compré y usé sin problema, fue una pequeña barbacoa para el patio. En cuanto al servicio de limpieza y cambio de sábanas/toallas, es una vez a la semana.

La Residencia se encuentra en la zona alta del pueblo de Milazzo, muy cerquita del Castello y del Hotel Eolian. Es una zona muy tranquila ya que está un poco alejado del centro del pueblo, aunque se puede llegar andado sin problema pues no es muy grande (aunque alargado porque Milazzo está situado en una península), lo malo son más bien las cuestas, sobretodo al volver a subir. Muy cerca también se encuentra una zona de bares donde hay bastante ambiente juvenil durante las noches de fin de semana, y tampoco se tarda demasiado en llegar al puerto desde donde salen barcos hacia las Islas Eolias (Vulcano, Lipari, etc.). De todas maneras, no está de más tener un coche si te quedas en Milazzo por dos razones: por un lado, si necesitas hacer la compra tendrás que bajar al centro y aún así sólo hay pequeñas tiendas o puestos en la calle de pescado o fruta, por lo que si quieres hacer una gran compra tendrás que ir hasta las afueras (la entrada a la península, en la otra dirección de la Residencia Porticella) donde hay una zona comercial; y por otro lado, Milazzo no es muy grande, por lo que todo lo interesante se ve en poco tiempo y necesitarás entonces un coche para ir a visitar otros lugares.