Noticias Turismo

Paseando en Monterrey

La geografía de Monterrey es ideal para muchas personas que desean pasar un par de días rodeadas de naturaleza y aventura, ¿porque digo esto? Porque  debido a sus características especiales este lugar posee centros naturales muy dinámicos  para darle rienda suelta a todo ese espíritu aventurero, la naturaleza enciende en cada viaje en Monterrey. Si te sucedió como a mí que los centros turísticos ya te aburrieron y deseas encontrar un lugar donde puedas andar libremente disfrutando de paisajes únicos y aire fresco, pues bien, en este lugar denominado La Ciudad de las Montañas, la aventura esta más que garantizada.

Una de mis actividades favoritas siempre fue el ciclismo de montaña porque a medida de que ejercito mi cuerpo, puedo ser testigo de la naturaleza que me rodea y Monterrey ofrece más de una ruta propicia para practicar mountanin bike en las afueras del agitado centro urbano de esta ciudad, que no te asusten los intrincados y polvorientos senderos que Monterrey tiene, una vez que te adentres a lugares encantadores  como el Parque Ecológico Chipongue,  con 35 kilómetros de veredas que zigzaguean a más no poder  veras que no por nada en estos pasajes se vive una aventura intensa.

También una actividad muy bien vista por todas las personas que desean adentrarse a una aventura  rodeada de naturaleza y aire es también el parapente. Llegando a México en la década del 80, esta actividad si bien pertenece a un costado más turístico, hay que animársele. Convertida por muchas personas como una costumbre llena de pasión, este deporte extremo generara risas y adrenalina ni bien te subas.  Los expertos de los centros de parapente en Monterrey dan todas las condiciones seguras para que el viaje sea de lo mejor. Según ellos el parapente es la forma más práctica, fácil y segura de volar. Para mí fue una de las mejores experiencias que pude tener aquí porque al ver todo desde la perspectiva aérea dejo en mí la sensación de que Monterrey era un paraíso natural extremo y elegante. Que no importaba cuantas playas lujosas haya podido visitar con anterioridad, ni cuantos locales bailables haya disfrutado en mis largas y duraderas vacaciones. Lo único que tengo para decir es que si tienen la oportunidad de visitar lugares naturales aquí no la pierdan, recuerden que la naturaleza brinda alegrías para toda persona que la visita, la respeta y la disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.